Ir a inicio Bienvenido visitante LOGIN | REGISTRATE
 


Tradicional Foro de Consultas

 


   

 
Buscar respuesta No.:

Consulta no: 8180

Juicio de desconocimiento de paternidad

Publicado: 2009-03-19 18:52 desde la IP: 189.234.89.49

   Autor: jpinzon68_NR    
 
Fecha de Ingreso:
Estado de Referencia: Querétaro

Quisiera consultarles mi caso, hace cerca de 6 años andaba con una chica con la cual tenia relaciones, para no hacer el cuento largo me dijo que estaba embarazada, en aquel entonces yo queria casarme con ella pero por cuestiones del destino no lo hicimos, hago incapie de que hasta la fecha siempre la he apoyado con los gastos de la niña desde el momento de que supimos que estaba embarazada, ella se caso y tuvo otra hija y se divorcio, hace poco en una reunion de compañeros de la universidad me hicieron el comentario de que ella andaba divulgando a todo el mundo de que era muy facil verle la cara a la gente y que como ejemplo me vieran a mi, les comento que yo no era el padre biologico de la niña y que sin embargo yo corria con los gastos y hasta mi apellido le habia dado, mis preguntas son: que tengo que hacer para entablar un juicio de desconocimiento de paternidad? aproximadamente cuanto tendria que desenbolsar? puedo recuperar lo que e invertido a lo largo de estos casi 6 años? mas o menos que tiempo lleva el juicio? supongo que el juez ordenara una prueba de ADN la cual estoy dispuesto a hacerme, pero al final tambien puedo recuperar parte de los gastos que esto represente, mucho agradeceré su respuesta.

 
 

   Maxwel Smart         (Resumen de Actividades)
Fecha de Respuesta: 2009-03-21 17:30
 
   

Registro No. 171195 Localización: Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXVI, Octubre de 2007 Página: 3160 Tesis: I.11o.C.183 C Tesis Aislada Materia(s): Civil

DESCONOCIMIENTO DE LA PATERNIDAD, ACCIÓN. PUEDE INTENTARSE POR TODO VARÓN QUE ESTIME NO SER EL PADRE BIOLÓGICO DE UN HIJO NACIDO DENTRO O FUERA DE MATRIMONIO.

Si bien es cierto que el artículo 330 del Código Civil para el Distrito Federal, que dispone que "En todos los casos en que el cónyuge varón impugne la paternidad, debe deducir la acción dentro de sesenta días contados desde que tuvo conocimiento del nacimiento.", tal precepto se encuentra dentro del título "De la filiación", referido a hijos procreados dentro del matrimonio y nacidos dentro de los trescientos días siguientes a la disolución del mismo (artículo 324 del Código Civil para el Distrito Federal); también lo es, que la intención del legislador en la reforma al citado artículo de fecha veinticinco de mayo de dos mil, quiso eliminar esa distinción, para establecer una igualdad de derechos de filiación entre los hijos nacidos dentro de matrimonio, como los nacidos fuera de él, como ocurriría en tratándose de un concubinato; tan es así, que se adicionó el artículo 338 Bis, en el que se estipuló que "La ley no establece distinción alguna entre los derechos derivados de la filiación, cualquiera que sea su origen.". En consecuencia, es indudable que la acción de desconocimiento de la paternidad, es susceptible que sea intentada por todo varón (cónyuge o concubino) que estime no ser el padre biológico de un hijo a efecto de destruir la presunción de hijo nacido dentro del concubinato o dentro de los trescientos días siguientes al en que cesó dicha relación (artículo 383 del Código Civil para el Distrito Federal). Incluso, dicha acción, puede ser intentada por aquel varón que registró a un menor como su hijo, pese a no haber vivido en matrimonio o concubinato con la madre, pues como se mencionó, el legislador quiso eliminar la distinción entre hijos nacidos dentro y fuera de matrimonio, estableciendo igualdad en los derechos de filiación.

Registro No. 173491

Localización:

Novena Época

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

XXV, Enero de 2007

Página: 2306

Tesis: I.3o.C.576 C

Tesis Aislada

Materia(s): Civil

PRUEBA PERICIAL EN GENÉTICA MOLECULAR. CUANDO SE OFRECE EN EL JUICIO DE DESCONOCIMIENTO DE PATERNIDAD Y EL MENOR SE NIEGA A QUE SE LE PRACTIQUEN LOS EXÁMENES CORRESPONDIENTES, DEBEN TENERSE POR CIERTOS LOS HECHOS NARRADOS POR SU CONTRAPARTE, SALVO PRUEBA EN CONTRARIO.

La acción de desconocimiento de paternidad tiene como finalidad desvirtuar la presunción legal que deriva del registro de un menor, por lo que la prueba idónea para tal efecto es la pericial en materia de genética molecular. A su vez, el artículo 287 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal establece que cuando una de las partes se oponga a la inspección o reconocimiento ordenados por el tribunal, para conocer sus condiciones físicas o mentales, o no conteste a las preguntas que el tribunal le dirija, éste debe tener por ciertas las afirmaciones de la contraparte, salvo prueba en contrario. El propósito que inspiró al legislador a introducir esa hipótesis normativa consistió en proteger la individualidad de los gobernados, pues estimó que no podía obligárseles a la inspección o reconocimiento de sus condiciones físicas o mentales, ya que ello atentaría contra sus derechos públicos subjetivos al invadir su intimidad sin su consentimiento, empero, como sanción a esa conducta omisiva, el legislador introdujo la presunción legal de tener por ciertos los hechos afirmados por su contraparte. De modo que, cuando en un juicio de desconocimiento de paternidad se ofrece la prueba pericial en genética molecular, y el menor (a través de quien lo tiene bajo su patria potestad y lo representa) se niega a que se le practiquen los exámenes correspondientes, no puede obligarse a practicar en su persona dicha probanza, pero en tal supuesto deben tenerse por ciertos los hechos narrados por su contraparte, salvo prueba en contrario.

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO.

Amparo directo 226/2006. 13 de julio de 2006. Unanimidad de votos. Ponente: Raúl Alfaro Telpalo, secretario de tribunal autorizado por la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal para desempeñar las funciones de Magistrado. Secretario: Gabriel Regis López.

 

Registro No. 180307

Localización:

Novena Época

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

XX, Octubre de 2004

Página: 2375

Tesis: XXII.2o.17 C

Tesis Aislada

Materia(s): Civil

PATERNIDAD. EL CÓDIGO CIVIL DEL ESTADO DE QUERÉTARO NO CONTEMPLA LA POSIBILIDAD DE DESCONOCER A UN HIJO POR HECHOS DIVERSOS A LOS QUE SON DEL CONOCIMIENTO DEL PADRE, DESDE EL MOMENTO DEL NACIMIENTO.

Fuera de los casos en que se hubiere ocultado el nacimiento, el artículo 317 del Código Civil para el Estado de Querétaro prevé el término para que el marido ejerza la acción de desconocimiento de la paternidad, el cual inicia a partir del nacimiento, si está presente, o desde el día en que llegó al lugar, si estuvo ausente; sin que dicho término pueda ser modificado en aquellos casos en que el marido, con posterioridad al nacimiento, se percata de que el hijo que legalmente se presume como de él, biológicamente no lo es, dado que los artículos 312 y 313 del propio ordenamiento disponen los casos en que, limitativamente, puede ejercitarse dicha acción; consecuentemente, el Código Civil de la entidad no contempla la posibilidad de desconocer a un hijo por hechos diversos a los que son del conocimiento del padre, desde el momento del nacimiento.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO SEGUNDO CIRCUITO.

Amparo directo 209/2003. 22 de marzo de 2004. Mayoría de votos. Disidente: Jorge Mario Montellano Díaz. Ponente: Germán Tena Campero. Secretaria: María del Carmen Casasús Medina.

Registro No. 20303

Localización:

Novena Época

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Tomo: XX, Octubre de 2004

Página: 2375

Tema: PATERNIDAD. EL CÓDIGO CIVIL DEL ESTADO DE QUERÉTARO NO CONTEMPLA LA POSIBILIDAD DE DESCONOCER A UN HIJO POR HECHOS DIVERSOS A LOS QUE SON DEL CONOCIMIENTO DEL PADRE, DESDE EL MOMENTO DEL NACIMIENTO.

Voto particular del Magistrado Jorge Mario Montellano Díaz: No comparto la opinión mayoritaria porque considero: 1. Que es inexacto que la sentencia impugnada haya inobservado el principio de congruencia a cuyo respeto obliga el artículo 84 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Querétaro, por los motivos que se expresan en la sentencia.-De lo preceptuado por el artículo 742 del mismo ordenamiento se desprende que la ley determina en favor de la Sala responsable la facultad y la obligación de suplir la deficiencia de los agravios expresados por las partes, en la medida en que beneficie la situación jurídica de las menores de edad.-En el caso, son parte interesada en este juicio dos menores de edad, por tanto, la Sala está legalmente obligada a suplir la deficiencia de los agravios expresados, en la medida en que con tal actuación favorezca a la situación jurídica de las menores, que es el aspecto para cuya protección se le concede la facultad de actuar oficiosamente, evitando que se les atribuyan filiaciones que, según se sostiene, está plenamente justificado que no les corresponden y que, con base en ello, se les generen cargas, obligaciones y responsabilidades que les deben ser ajenas, consecuentemente, no es posible considerar que existe incongruencia en la sentencia combatida por la mera circunstancia de que la Sala responsable al dictarla no se haya limitado a los estrictos planteamientos contenidos en los escritos de expresión de agravios pues, como se ha referido, legalmente está facultada para suplir sus deficiencias, lo que se traduce en la facultad legal de aducir o invocar planteamientos, consideraciones, alegatos y conclusiones diversos de los expresamente referidos.-A lo anterior, cabe agregar que los argumentos expresados por la Sala para fundar y motivar su actuar en favor de la situación jurídica de las menores, en defensa de su superior interés, están plena y legalmente justificados, exactamente por las causas y los apoyos legales que se precisan en la sentencia.-Igualmente, cabe referir que considero que lo dispuesto por el artículo 317 del Código Civil para el Estado de Querétaro es aplicable a todos los casos que regula, y que esta aplicación no está condicionada ni puede sufrir modificaciones derivadas de la cita del artículo que prevea el supuesto específico de que se trate.-2. Que la interpretación que debe darse a lo preceptuado por el artículo 317 del Código Civil para el Estado de Querétaro debe llevar a concluir: a) Que fija el término de sesenta días para el ejercicio de la acción de desconocimiento de paternidad, independientemente de los supuestos en que cada caso se ubique; b) Que para el efecto de fijar la fecha a partir de la cual debe iniciarse a comar este término, únicamente regula tres de los muchos supuestos que se pueden actualizar, pero la interpretación jurídica de ellos nos conduce a concluir que en todos ordena que el cómo debe iniciarse a partir de la fecha en que el interesado es conocedor del hecho o circunstancia que le revela, sin lugar a duda, la imposibilidad que existe de que se le atribuya la calidad de progenitor; y, c) Que uno de esos tres supuestos que regula, se hace consistir en el caso en que exista engaño (fraude) en perjuicio del actor.-Que a propósito de este supuesto señala que el cómo correspondiente debe iniciarse a partir de la fecha en que el interesado fue conocedor de la existencia del engaño en que se le hizo caer o en que se le pretendía mantener.-Que la referencia que hace este precepto al señalar que a esta fecha de inicio de cómo debe atenderse "si se le ocultó el nacimiento", debe entenderse que se trata de una limitante a la aplicación de este precepto, pero una limitante que opera solamente en los casos en que la sola existencia del nacimiento revela la existencia del fraude, por los motivos que se expresarán.-Consecuentemente, en mi opinión, de lo preceptuado por este artículo y, en general, por los artículos que integran el capítulo a que corresponde, es indiscutible que la ley concede el derecho de impugnar la paternidad en los casos en que el interesado considera haber sido víctima de un fraude o engaño.-El artículo de que se trata al regular el caso de existencia de fraude cuando se oculta el nacimiento del menor, está refiriendo lo que debe hacerse específicamente en el caso que prevé, en los términos que han quedado expuestos, sin que sea posible pretender que regule casos diversos como lo es cuando existe fraude y no se ocultó el nacimiento.-Por ello, debe considerarse que a propósito del caso en que se actualiza el supuesto de existencia de fraude sin haberse ocultado el nacimiento, ese tercer supuesto del artículo de que se trata, simplemente, no lo regula.-Consecuentemente, debe concluirse que el legislador, simplemente, nada dispuso a propósito de esta hipótesis y, por ende, debe quedar al prudente arbitrio del Juez determinar la fecha a partir de la cual debe iniciarse el cómo del término, en la inteligencia de que este prudente arbitrio obliga a interpretar la ley de forma que la determinación de que se trate resulte acorde con los principios de justicia y equidad que deben regir el ejercicio de esta facultad en la administración de justicia.-Ahora bien, en mi opinión, tampoco es posible considerar que el caso específico de que se trata queda regulado por los dos supuestos previos que cita el mismo artículo, ya que interpretar que para los casos de fraude, en los que no se ocultó el nacimiento, el cómo debe iniciarse antes de la fecha en que se descubrió el engaño, sería contraria a los principios de lógica-jurídica y de derecho procesal, pues no es posible que la ley conceda una acción procesal para proteger derechos en contra de la actitud fraudulenta de un tercero y, al mismo tiempo, determine que el perentorio término que concede para ejercitar la acción empieza a contar antes de la fecha en que el interesado es legalmente conocedor de la ilegal conducta que se produjo en su perjuicio, es decir, no es posible considerar que la ley otorga la acción al engañado y que, simultáneamente, permite que precluya el ejercicio o, por lo menos, se disminuya el término fijado para el ejercicio de esa acción, como una consecuencia más de ese mismo engaño.-Abundando, si por una parte consideramos que la interpretación jurídica de los primeros dos supuestos que regula el artículo 317 nos conduce a concluir que en ambos el cómo del término para el ejercicio de la acción se inicia a partir de la fecha en que el interesado fue conocedor de la existencia misma del nacimiento (con independencia de que haya estado o no presente en el lugar del nacimiento) y, por otra, consideramos que conforme a la intención del legislador, en el caso de fraude, inicia el término de sesenta días a partir de la fecha en que se descubrió el engaño, solamente en los casos en que se ocultó el nacimiento, debemos concluir que es contradictoria esta última postura con lo que se pretende defender, pues resulta evidente que esta segunda posibilidad saldría sobrando, estaría de más pretender regular el caso de fraude, pues el caso quedará comprendido en cualquiera de las dos primeras posibilidades, es decir, estas consideraciones nos llevarán a concluir que en cualquiera de los tres casos el cómo empieza a contarse a partir de la fecha en que se conoció la existencia del nacimiento del menor, independientemente del lugar en que se encuentre el interesado e independientemente, también, de la existencia o no de fraude.-Por supuesto que esta interpretación sería contraria a la intención que indujo al legislador a otorgar esta acción a quien es víctima de fraude o engaño.-Congruentemente con lo anterior, insisto, no es posible considerar que el caso de que se trata pueda estar regulado por cualquiera de los dos primeros supuestos que prevé el artículo 317, y por no estar tampoco regulada en el tercer supuesto la determinación correspondiente debe tomarse con abstracción de esas disposiciones.-2.1. Además, considero que lo preceptuado por los artículos 312 y 313 del Código Civil para el Estado de Querétaro, no es limitativo al determinar los supuestos en que el interesado puede impugnar la paternidad que se le atribuye. Ninguno de esos preceptos refiere que sean limitativos en la enumeración de los casos en que el interesado puede impugnar la paternidad.-En mi opinión, la interpretación integral de esos preceptos y el artículo 317 nos lleva a considerar por lo menos, una posibilidad más, como lo es la existencia de fraude o engaño en perjuicio del actor.-No es posible considerar que el legislador pretendió sancionar la existencia de fraude, solamente en los casos en que exista adulterio con la característica de que se ocultó al interesado el nacimiento, pues resulta evidente que el engaño puede producirse con o sin ese ocultamiento.-Por ende, debe considerarse que al referirse el artículo 317 a los casos de fraude, lo hace en forma genérica sin constreñir sus postulados a un solo supuesto específico, pero, independientemente de lo anterior, es verdad que conforme a lo que preceptúan los artículos 311, 312 y 313 del Código Civil para el Estado de Querétaro, el padre puede desconocer al menor como su hijo, en los casos de adulterio de la madre, cuando justifica que durante los diez meses que precedieron al nacimiento no tuvo relaciones sexuales con su esposa, pues bien, el caso queda comprendido también en este supuesto, consecuentemente, aun consintiendo que lo dispuesto por los artículos 311, 312 y 313 del Código Civil para el Estado de Querétaro es limitativo porque sólo se puede desconocer la paternidad en los casos que esos preceptos mencionan, el asunto de que se trata encuadra dentro de esos supuestos, por tanto, siendo correcto que el artículo 317 al referir el término que concede para ejercitar la acción correspondiente señala el de sesenta días para todos los casos, cabe considerar que la litis en este asunto no es determinar si el caso está o no comprendido en esos supuestos, sino a partir de qué fecha debe empezarse a comar el término con que se cuenta para ejercitar la acción, respecto de lo cual afirma la Sala responsable que el cómo debe iniciarse a partir de la fecha en que el interesado es plenamente conocedor de la existencia del engaño y el proyecto afirma que por no haberse ocultado el nacimiento, el término debe iniciarse a partir de la fecha en que el interesado fue conocedor del nacimiento de las menores, sin importar la fecha en que descubrió la existencia del fraude o engaño.-Con esta postura es, exactamente, con la que no estoy de acuerdo, pues considero que debe analizarse el caso partiendo de la base de que el término debe comarse a partir del día en que el interesado es plenamente conocedor del engaño en su contra, quedando entonces pendiente de dilucidar a partir de qué fecha está probado que se actualizó esta circunstancia, para de ahí empezar a formular el cómo, sin importar cualquier otra cuestión ajena a ese específico punto.-2.2. Por último, y como una razón más para considerar que el cómo debe iniciar a partir de la fecha en que el interesado es conocedor del fraude, cabe referir: Es correcto lo que afirma la sentencia al sostener que para que pueda operar lo preceptuado por el artículo 317 del Código Civil para el Estado de Querétaro, en los casos en que se actualizan cualquiera de los dos primeros supuestos que regula ese artículo, es forzosamente necesario, además de lo que dice la ley (es decir, además de que el interesado esté presente en el lugar del nacimiento o que vuelva a ese sitio), se repite, que el interesado sea conocedor de los hechos de los que deriva su inconformidad, porque de no ser así, estaría impedido para ejercitar la acción.-Ese correcto criterio es válido también para el resto de los supuestos de ejercicio de la acción, y por ese mismo motivo es por el que considero que en el caso de existencia de fraude, aun cuando no se oculte el nacimiento, debe empezarse a comar el término que la ley concede para el ejercicio de la acción a partir de la fecha en que el interesado sea conocedor plenamente que fue víctima de un engaño.-No es ocioso agregar que lo dispuesto por el artículo de que se trata no impide que en otros supuestos la regla de inicio del cómo sea similar.-3. Para finalizar, en mi opinión no existe impedimento legal para considerar que el cómo del término para el ejercicio de la acción debe practicarse conforme a la regla fijada para el tercer supuesto que regula el artículo 317 aludido, pues del planteamiento de la litis es posible concluir que, en el caso, la parte actora pretende defenderse de la imación de paternidad que se le formula conforme al artículo 311 del Código Civil para el Estado de Querétaro aduciendo la imposibilidad de que le corresponda ese carácter por los motivos que expresa en la demanda que, en síntesis, se traducen en la existencia de una conducta engañosa y fraudulenta en su perjuicio, encaminada a atribuirle esa paternidad.-En mi opinión, con base en estas consideraciones es que debe resolverse este asunto y toda vez que la opinión mayoritaria está convencida de resolverlo con base en consideraciones diversas y antagónicas con lo que he expresado, es por lo que me veo en la necesidad de votar en contra.




 
Nota: Le sugerimos NO "copiar y pegar" de cualquier procesador de texto, es preferible escribir aqui mismo su respuesta.


Para responder consultas en el Foro deberás estar registrado.

  

mexicolegal.com.mx no se hace responsable por la información que sea publicada en los foros de discusión, es responsabilidad solamente de quién las publica.

mexicolegal.com.mx no está asociado con ningún despacho, ni abogados, ni instituciones públicas o privadas.

mexicolegal.com.mx no se hace responsable por el uso que se le dé a la información que sea publicada como contenido de una consulta o respuesta.



Nuestra Columna de Hoy

Lider o judas


lider o judas

 

judas entrego a su maestro a cambio de 30 monedas de plata, carlos romero deschamps entrego al sindicato y a los trabajadores de pemex, a cambio de inmunidad por sus saqueos y robos a los trabajadores.  ademas los candidos trabajadores, creen que con la reforma energetica conservaran sus conquistas laborales, pobres ilusos, comprendan que en el momento que pemex, deje de hacer el 70% de sus actividades, las  realizaran empresas particulares nacionales o extranjeras, ustedes si bien les va los liquidaran, pero tengan por seguro seran despedidos como sirvientas, ya que si ahora achacan, que la crisis de petroleos es culpa de los privilegios de los trabajadores y al terminar los privilegios, pemex dejara de tener perdidas, ¡piensen! la crisis economica de pemex y la del pais, es el mal manejo de quien la tiene a su cargo, que ...

[Ver articulo completo]
Por: camacho
 
Me gusta

Columna leida: 168591 veces.
Lecturas completas: 81