Ir a inicio Bienvenido visitante LOGIN | REGISTRATE
 


Tradicional Foro de Consultas

 


   

 
Buscar respuesta No.:

Consulta no: 101725

liquidacion sociedad conyugal

Publicado: 2011-02-11 20:30 desde la IP: 201.114.19.139

   Autor: nr_NR    
 
Fecha de Ingreso:
Estado de Referencia: Hidalgo

señores abogados, me dirvorcie ahora vamos a liquidar la sociedad conyugal, pero mi ex esposa solo quiere meter  que solo existe la casa que yo compre dentro de la sociedad conyugal siendo que ella tiene un terreno que le dieron por parte del gobierno y una cuenta en el banco, yo por ahora solo tengo la casa, que puedo hacer,?? si puedo meter el terreno que adquirio cuando ya estabamos casados y la cuenta que ella tiene en el banco o si solo es casa....?

 
 

   LIC ESTRADA         (Visita mi oficina)
Fecha de Respuesta: 2011-02-11 21:05
 
   

Hola: Claro que puede hacerlo, pero debe ser muy inteligente, pues antes de hacerlo notar al juzgado de lo familiar, debe hacer de manera discreta un busqueda en el Registro Publico  de la propiedad, con la finalidad de ser asertivo al detallar que ese terreno le pertenece a su ex esposa, y que forma parte de la masa conyugal, por otro lado, su Abogado debe hacer una peticion al Juez Familiar que esta conociendo de ese incidente, a efecto de gire atento oficio a la comision de nacional Bancaria y de valores a efecto de que este organo requiera al banco informacion de su ex esposa, son diligencias de mucha fineza y cautela.....

LIC. ESTRADA email. despachoestrada arroba hottmail

cel. 55 43442775.

Nextel. 43250219

id: 52* 14* 25471


   Rosen         (Resumen de Actividades)
Fecha de Respuesta: 2011-02-11 21:08
 
   

 

Mi estimado consultante:

Derivado de la duda por la que acude a este Foro, es importante que conozca la normatividad aplicable de su Estado Hidalgo, misma que se contempla en la:

LEY PARA LA FAMILIA DEL ESTADO DE HIDALGO

DE LA SOCIEDAD CONYUGAL

Artículo 58.- La sociedad conyugal se integrará con bienes aportados por los cónyuges o por uno solo de ellos; puede comprender bienes presentes o futuros.

Artículo 59.- La sociedad conyugal puede otorgarse antes o después de casarse. En el primer caso, surtirá efectos al contraerse matrimonio, en el segundo, al celebrar la sociedad.

Artículo 60.- La sociedad conyugal se regirá por las capitulaciones matrimoniales.

Artículo 61.- El contrato de sociedad conyugal y sus modificaciones, para que produzcan efectos contra terceros, deberán inscribirse en el Registro Público de la Propiedad.

Artículo 62.- No forma parte de la sociedad conyugal el salario de los esposos, pero sí los bienes adquiridos con él.

Artículo 63.- La sociedad conyugal, se regirá bajo las siguientes capitulaciones matrimoniales:

I.- Una lista detallada de los bienes inmuebles que cada consorte lleve a la sociedad con expresión de su valor y gravámenes que reporte y lista especificada de los bienes muebles que cada consorte introduzca a la sociedad;

II.- Lista pormenorizada de las deudas que tenga cada cónyuge al otorgarse éstas, con la expresión de si la sociedad ha de responder de ellas o únicamente de las que se contraigan durante el matrimonio, ya sea por ambos consortes o cualquiera de ellos;

III.- La declaración de si la sociedad conyugal, comprende los bienes presentes y los futuros, así como la forma de aprovechar los frutos y sus productos.

En cualquier caso se determinará con toda claridad, qué parte de los bienes o sus productos corresponderá a cada cónyuge;

IV.- El nombre del administrador, quien deberá garantizar su manejo, así como la remuneración que a él corresponda, y expresándose con claridad las facultades que se le conceden;

V.- La declaración expresa de si la comunidad ha de comprender o no los bienes adquiridos por herencia, legado, donación, don de la fortuna, prescripción, permuta de bienes propios o con el precio obtenido de su venta. Los que se adquieran por consolidación de la propiedad y el usufructo; y los derechos de propiedad intelectual por cualquier obra o invento de alguno de los consortes. En este caso, se estará a lo dispuesto por la Ley Federal del Derecho de Autor o la Ley de Propiedad Industrial en su caso y las demás que pacten los consortes; y

VI.- Las bases para liquidar la sociedad conyugal.

En caso de que las capitulaciones matrimoniales sean omisas en alguno de los puntos señalados, se entenderá que los bienes son propios de cada cónyuge.

Artículo 64.- Es nula la cláusula por virtud de la cual uno de los cónyuges ha de percibir todas las utilidades. Tampoco se permite establecer que alguno de los socios sea responsable por las pérdidas y deudas comunes de una parte, si excede a la que proporcionalmente corresponda, a su capital o utilidad.

Artículo 65.- El cónyuge administrador está obligado a solicitar la manifestación de voluntad de la otra parte, para ejecutar actos de dominio de bienes de la sociedad. En caso de controversia, el Juez Familiar resolverá oyendo a ambas partes.

Artículo 66.- El dominio y posesión de los bienes comunes corresponde a ambos cónyuges.

CAPITULO VIII

REGLAS APLICABLES A LA SOCIEDAD CONYUGAL

Artículo 67.- Son propios de cada cónyuge los bienes y frutos que rindan, de que era dueño al tiempo de celebrarse el matrimonio y los que poseía antes de éste, aunque no fuera dueño de ellos, si los adquiere por prescripción durante la sociedad.

Artículo 68.- Son propios de cada consorte los bienes adquiridos por cualquier acto traslativo de dominio anterior al matrimonio.

Artículo 69.- Son propios los bienes adquiridos por compra o permuta de los inmuebles que pertenezcan a los cónyuges para adquirir otros también inmuebles que se sustituyan en lugar de los vendidos o permutados.

Artículo 70.- Son propios de cada cónyuge los bienes que después de contraído el matrimonio adquiera por herencia, legado, donación o don de la fortuna; y los derechos de propiedad intelectual por cualquier obra o invento de alguno de los cónyuges. En este caso, se estará a lo dispuesto por la Ley Federal del Derecho de Autor o la Ley de Propiedad Industrial en su caso.

Artículo 71.- Cuando se vendan los bienes inmuebles propios de uno de los cónyuges y el precio no se invierta en comprar otros inmuebles, el precio adquirido se considera como propio del cónyuge de los bienes vendidos.

Artículo 72.- No pueden renunciarse los gananciales durante el matrimonio; pero disuelto éste o decretada la separación de bienes, pueden renunciarse los adquiridos, y la renuncia surtirá sus efectos si se hace en escritura pública.

Artículo 73.- Todos los bienes que existan en poder de cualquiera de los cónyuges se presumen gananciales, mientras no se pruebe lo contrario.

Artículo 74.- Para la debida constancia de los bienes propios de cada cónyuge, se formará un inventario de ellos, en las mismas capitulaciones matrimoniales o en instrumento público separado, si no se ha hecho inventario, se admite prueba de la propiedad en cualquier tiempo, pero entre tanto, los bienes se presumen comunes.

Artículo 75.- La administración de los bienes comunes corresponde a ambos cónyuges mientras subsista la sociedad, de la misma forma a ellos también corresponde su representación legal.

Artículo 76.- Los cónyuges pueden disponer por testamento de la parte de los bienes que les correspondan como gananciales.

Artículo 77.- La suspensión de la sociedad conyugal procede:

I.- Por abandono injustificado por más de seis meses del domicilio conyugal por uno de los cónyuges. Hace cesar para él, desde el día del abandono, los efectos de la sociedad conyugal en cuanto le favorezcan; éstos no podrán comenzar de nuevo sino por convenio expreso;

II.- La declaración de ausencia interrumpe la sociedad conyugal, y hace cesar para él, a partir de que cause ejecutoria la sentencia que así lo haya declarado y ésta quedará restaurada si el cónyuge ausente regresa o se probare su existencia.

En el caso de ausencia declarada judicialmente o de incapacidad sobrevenida, sólo podrá comprometerse el fondo social mediante autorización judicial; o

III.- Por separación mediante convenio expreso de los cónyuges sin existir divorcio, hace suspender para ellos desde el día de la separación; los efectos de la sociedad conyugal no podrán comenzar de nuevo sino por convenio expreso.

Artículo 78.- La sociedad conyugal termina por resolución judicial:

I.- Cuando se haya declarado disuelto el vínculo matrimonial;

II.- Por voluntad de los consortes conforme a lo dispuesto en el Artículo 56 fracción II de la presente Ley;

III.- A petición de uno de los cónyuges cuando el otro actuando con dolo, negligencia, o torpe administración, amenace arruinar a su cónyuge o disminuir considerablemente los bienes comunes; así como cuando haya hecho cesión de dichos bienes a sus acreedores personales, o sea declarado en concurso;

IV.- Cuando haya sido declarada la presunción de muerte del cónyuge ausente; y

V.- Por cualquier otra causa que lo justifique a juicio del Juez.

Artículo 79.- En los casos de nulidad de matrimonio, la sociedad se considerará subsistente hasta que se pronuncie sentencia que cause ejecutoria si los dos cónyuges procedieron de buena fe.

Artículo 80.- Cuando uno sólo de los cónyuges tuvo buena fe, la sociedad subsistirá también hasta que cause ejecutoria la sentencia, si la continuación es favorable al cónyuge inocente, en caso contrario, se considerará nula desde su principio.

Artículo 81.- Si los dos cónyuges procedieron de mala fe, la sociedad se considerará nula desde la celebración del matrimonio, quedando en todo caso a salvo los derechos que un tercero tuviere contra el fondo social.

Artículo 82.- Ejecutoriada la resolución que disuelve a la sociedad, los bienes que pertenecían al fondo social continuará respondiendo de las obligaciones a su cargo.

Artículo 83.- Terminada la sociedad se procederá a su liquidación, formándose el inventario de activos y pasivos, se cubrirán las obligaciones sociales y se liquidarán los gananciales por partes iguales, lo cual será regulado conforme a las reglas previstas en el capítulo correspondiente de la Legislación Procesal Familiar.

Artículo 84.- La división de los gananciales por mitad entre los consortes o sus herederos tendrá lugar sea cual fuere el importe de los bienes que cada uno de aquellos haya aportado al matrimonio o adquirido durante él y aunque alguno o los dos hayan carecido de bienes al tiempo de celebrarlo.

Artículo 85.- La muerte de uno de los cónyuges termina la sociedad conyugal, el supérstite seguirá en posesión y administración de los bienes que la constituyen hasta la adjudicación de la herencia.

SALUDOS Y MUCHA SUERTE




 
Nota: Le sugerimos NO "copiar y pegar" de cualquier procesador de texto, es preferible escribir aqui mismo su respuesta.


Para responder consultas en el Foro deberás estar registrado.

  

mexicolegal.com.mx no se hace responsable por la información que sea publicada en los foros de discusión, es responsabilidad solamente de quién las publica.

mexicolegal.com.mx no está asociado con ningún despacho, ni abogados, ni instituciones públicas o privadas.

mexicolegal.com.mx no se hace responsable por el uso que se le dé a la información que sea publicada como contenido de una consulta o respuesta.



Nuestra Columna de Hoy

Medios de publicación de los estados de méxico.


este trabajo lo utilicé en mi materia de metodologías en la facultad libre de derecho de monterrey, con el deseo de facilitar la investigación exhaustiva de mis colegas en el estudio del derecho.

 

i.- medios de publicación oficial de cada uno de los estados de la república mexicana.

 

a.-periódicos:

 

aguascalientes.-

periódico oficial del estado de aguascalientes.

 

baja california.-

periódico oficial del estado de baja california.

 

coahuila de zaragoza.-

periódico oficial del estado de coahuila de zaragoza.

 

colima.-

periódico oficial del estado de colima.

 

chiapa ...

[Ver articulo completo]
Por: José Acosta
 
Me gusta

Columna leida: 96429 veces.
Lecturas completas: 37